Eloy Alfaro,Rumbo a la hoguera bárbara. Pedro Montero asesinado en Guayaquil

¡Pedro J.Montero Vive!
¡Hoguera bárbara nunca más!



1862 YAGUACHI, HACIENDA BULUBULO


Montero nació en la hacienda bulubulo de Yaguachi, Guayas, el 29 de Junio de 1862. Fue un militar de gran valor, de estatura baja, blanco mestizo, de grandes mostachos y una bien ganada fama de valiente hasta la temeridad; Protagonizó muchas batallas peleando en La Aurora, Quevedo, San Antonio de Manabí, Gatazo, Chambo, Cuenca, Chasqui entre otros puntos de la Patria por los postulados de la Revolución Liberal que produjo cambios radicales en el Estado, la política y la economía de nuestro País.

El escritor colombiano José María Vargas Vila, le puso de sobrenombre "El tigre de Bulubulo" pues en el combate siempre fue atrevido pero afectuoso con sus compañeros de cuartel por lo que gozó de un gran respeto de subalternos e iguales. Como liberal radical practicó la moderación en sus actos como norma de vida, así como la decencia y el honor.


El 25 de enero de 1912 sucedió el repudiable asesinato que se convirtió en el presagio de lo que Pareja Diezcanseco denominó la ¨Hoguera Bárbara¨ y que se consumó tres días después con el general Eloy Alfaro Delgado y sus compañeros en Quito el 28 de enero de 1912.


EL PRESIDENTE ALFARO Y SUS SUCESORES


Al finalizar su primer periodo de gobierno Eloy Alfaro había logrado promover e imponer políticamente a Leonidas Plaza Gutiérrez para que lo suceda durante 1901–1905 para luego retomar el mando del gobierno e iniciar su segundo periodo de 1906 a 1911 en el que concluye la construcción de la gigantesca obra del ferrocarril.


Esta vez, para que lo suceda, logra llevar a la Presidencia a Emilio Estrada frente a las pretensiones de su sobrino Flavio Alfaro y las del Placismo coaligado ya a sectores conservadores opositores y en el que confluyeron también quienes desertaron de la línea radical popular y machetera que lideraba Don Eloy.


Alfaro al conocer la incurable enfermedad de Emilio Estada y de sus acercamientos con los conservadores busca persuadirlo de que renuncie, pero fracasó.


Estrada, el 11 de agosto de 1911 logra el apoyo de varios notables liberales y varios cuarteles quiteños así como de la asamblea pro-Placista y de conservadores que se reunió en el Municipio descociendo al gobierno de Alfaro y luego cercando el palacio Nacional que empujaron la caída del Presidente. El Viejo Luchador prefirió renunciar e ir al exilio al abandonar el País.

El primero de septiembre Emilio Estrada inicia su gobierno con el acercamiento a los adversarios del liberalismo radical y a pocos meses de gobernar, como se conocía de antemano su problema cardiaco, muere el 21 de diciembre de 1911. Antes de su muerte Pedro Montero amigo de Estrada intenta convencerlo que separe a Leonidas Plaza de su gobierno sin conseguirlo; Carlos Freire Zaldumbide en su condición de Presidente del Senado asume provisionalmente la Presidencia de la República.

OTRA VEZ LA INSURGENCIA LIBERAL


En este escenario Flavio Alfaro en Esmeraldas y en Guayaquil Pedro Montero desconocen al gobierno provisional de Zaldumbide para alzarse nuevamente en la insurgencia liberal; El 28 de diciembre de 1911 se proclama la Jefatura Suprema de Montero en Guayaquil quien llamó a Don Eloy y éste regresó con el anuncio de la búsqueda del entendimiento el 4 de Enero de 1912.

EL TRATADO DE DURAN Y LA TRAICIÓN DE PLAZA

El Gobierno provisional movilizó al Ejército al mando de los generales Leonidas Plaza y Julio Andrade que lograron después de una sangrienta guerra a partir del 11 de Enero con el enfrentamiento en Huigra, el 14 de enero en Naranjito y el 18 en Yaguachi desalojarlos de todos los frentes, Flavio Alfaro es herido; El 19 de enero Eloy Alfaro se proclamó Dictador Supremo de la Guerra en Guayaquil, el 20 comenzaron las negociaciones y el 21 de enero Montero y Plaza firman el tratado de Duran llamado también de expansión (en lenguaje castrense, no es una rendición, ni una capitulación, sino una situación donde los beligerantes conservan sus posiciones), como garantes actuaron los cónsules de Estados Unidos y Gran Bretaña y se acuerda dar amplias garantías a civiles y militares salvo a quienes cometieron delitos comunes, licencias a las tropas guayaquileñas pudiendo los que así lo consideraban continuar en el Ejército, poner fin a las hostilidades con la entrega de todo material bélico y se daría libertad a los presos políticos. Pedro Montero recibió un Salvoconducto de manos de Leonidas Plaza Gutiérrez para circular libremente en la ciudad, ese mismo 21 de enero de 1912 ocuparon sin problemas la Gobernación además de Plaza y Andrade, Enrique Valdés Concha, Manuel Velasco Polanco y otros que llegaron.

En la noche Plaza apresó a Eloy Alfaro y ordenó la persecución de sus principales colaboradores entre ellos Pedro Montero que justamente se encontraba con el Viejo Luchador y también fue apresado, esto ante la protesta del cónsul de Chile y de Estados Unidos y Gran Bretaña por el incumplimiento del tratado al que lo calificaron de burla y traición, pero Plaza, sin considerar los reclamos ni los términos del tratado, continuó con su persecución y el 23 de enero captura a Luciano Coral y Medardo Alfaro, el 24 de enero organizaron mítines pidiendo el fusilamiento de Montero, el jueves 25 de enero de 1912 cayeron Manuel Serrano y Flavio Alfaro mientras Plaza organizaba el concejo de guerra por el ¨crimen de alta¨ traición contra Montero.

LA NOCHE DEL 25 DE ENERO DE 1912

Esa noche del 25 de enero de 1912, hace 100 años, en el segundo piso de la Gobernación se leyó la sentencia condenatoria de Pedro Montero a 16 años de prisión previa degradación militar, toda una farsa montada para asesinarlo por Plaza y sus secuaces entre los que cuentan el Coronel Alejandro Sierra enemigo personal de Montero que presidió la obra infame y el ¨Defensor¨ Tácito Núñez que fue quien pidió la pena de muerte, Montero dijo fuerte al siguiente día pero no fue así, el sargento primero Alipio Sotomayor sacó su revólver y sin previo aviso le disparó un tiro en la frente, matándole de contado.

Pedro Montero jefe revolucionario, fue asesinado a traición, sin guardarle los honores de su rango, le clavaron bayonetas después de muerto, lo arrojaron desde el segundo piso de la Gobernación, tocando la banda militar lo arrastraron por las calles de Guayaquil hasta llegar a la plaza de San Francisco mientras lo mutilaban, lo descuartizaban sacándole el corazón del pecho y arrancándole su cabeza para mostrarla como trofeo en una bayoneta, fue incinerado frente al monumento a Vicente Rocafuerte y ofendido su cadáver hasta altas horas de la noche hasta que acudió Plaza Gutiérrez para ver el fin de su trofeo ganado como traidor y asesino sádico.


El asesinato de Pedro Jacinto Montero Maridueña causó estupor en la toda República, ocasionó conmoción por los actos de cobardía, traición, sadismo de sus autores, de los cómplices y de quienes fueron encubridores de esta barbaridad.


RUMBO A LA HOGUERA BARBARA


Esa misma madrugada, viernes 26 de Enero de 1912, Eloy Alfaro Delgado y sus tenientes fueron embarcados en Duran con destino a Quito, rumbo a la hoguera bárbara.


¡Montero Vive!
¡Abajo los traidores de siempre!
¡Hoguera bárbara nunca más!

@DAMASIOSANTOS
Twitter

_______________

Fuentes consultadas:
Vargas Vila José María, La Muerte del Cóndor
Pérez Pimentel Rodolfo, Diccionario Biográfico
Ayala Mora Enrique,
La Revolución liberal ecuatoriana
Muñoz Vicuña Elías,
Los Generales No Corren.
Pareja Diezcanseco Alfredo, Ecuador: Historia de la República

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Por qué mataron a Alfaro

EL DERECHO A VIVIR EN DEMOCRACIA