Por qué mataron a Alfaro


POR QUÉ MATARON A ELOY ALFARO


Por: Damasio Santos



Hoy 5 de Junio del 2009 celebramos el día del Liberalismo. Liberalismo de Eloy Alfaro como propulsor de un proceso revolucionario vital en la historia de nuestra Patria.

Recordemos algunos hechos de la Revolución de Alfaro que debemos tener presente y que causaron su asesinato:

Constitución de 1906: La Constitución de 1906, hace más de 100 años, separa al Estado de los intereses de los terratenietes, el clero y los banqueros de la época y consagra derechos fundamentales para los ciudadanos.

La gran construcción del Ferrocarril: Alfaro promueve y culmina el ferrocarril, magna obra que proyecta el pensamiento de integración de nuestra patria. Un ferrocarril en esta época es revolucionario, solo pensemos qué pasaba en el país hace 30 años, 50 años, 80 años…imaginemos y ubiquemos esta obra en su real dimensión.

Educación laica: Priorizó la educación su expansión, la conformación de verdaderos “Ejercitos” de educadores, los centros educativos normales, el laicismos consagrado en la constitución.

Inclusión de la Mujer: Era impensable la participación de la mujer en el mundo laboral, Alfaro las incorpora al servicio postal.

Perdon de las deudas a los campesinos e indigenas: Con el ejército de Montoneros de la costa se unen los indigenas con la frase “ALFARO VIVE CARAJO” para impulsar el perdón de las deudas.

Estos son algunos hechos por los cuales aquellos que sentían lesionados sus privilegios y sostenían el orden establecido asesinaron a Alfaro.
He compartido algunas ideas sueltas, pero les invito a conocer mas, estudiar, investigar y compartir el pensamiento y obra de Alfaro para pasar de la mera admiración y contempalción a continuar su obra en este Nuestro Ecuador que tanto lo requiere.

Felicitaciones por ser parte de esta tierra bendita, tierra tambien de nuestro compatriota ELOY ALFARO.

Un abrazo,

DAS

Comentarios

Entradas populares de este blog

Eloy Alfaro,Rumbo a la hoguera bárbara. Pedro Montero asesinado en Guayaquil

EL DERECHO A VIVIR EN DEMOCRACIA